lunes, 2 de marzo de 2015

Narcissus bulbocodium L. subsp. bulbocodium


Pinar de Hierro, Chiclana, Cádiz


 Suelos arenosos con encharcamiento temporal.




En Cádiz hay otra subsp.: obesus.  que posiblemente la fotografiara hace dos temporadas, sobre rocas de areniscas en Facinas.

Sobre rocas de arenisca

martes, 24 de febrero de 2015

Dólmenes y menhires









Con motivo de unas jornadas relacionadas con el dolmen de Alberite se ha realizado una visita a parte de la necrópolis situada en los llamados Llanos de Villamartín, Cádiz. Es una zona perteneciente al valle del río Alberite.


Aquí aparecen ubicados seis sepulcros megalíticos en una línea Norte-Sur, y uno más al Oeste de la misma que podría apuntar a otra concentración.

En una mañana muy fría, mientras esperaba la apertura del monumento megalítico, he dado un paseo por los alrededores.



Llanos de Villamartín, Cádiz


Bornos


Piedemonte de la Sierra de Grazalema


Dólmenes y menhires se sitúan en el área de intersección de la Cañada Real de Cádiz a Ronda, o de los Puertos ( une el Atlántico con la Serranía) con la Cañada Real de Sevilla a Gibraltar, facilitando el paso también hacia el valle del Guadalquivir.

Los menhires de esa zona son indicadores de sepulturas (Alberite I  y II),  o menhires  asociados a  delimitación de territorios funerarios o habitacionales ( La Lancha).






El segundo dolmen situado a escasamente 500 metros es un dolmen de características parecidas, donde destaca su decoración grabada y representando armas, como puñales y hachas. Aunque fue desmontado en los años 70, con motivo de faenas agrícolas, se han podido recuperar algunos ortostatos decorados.






Tres son las piezas que se han recuperado. Se encuentran en las inmediaciones de Alberite I.

Hay que señalar la presencia de un menhir entre ellas.

Reverso del menhir

Es un monolito que mide 2,93 m. de altura y 0,75 de ancho. Semeja una lámina de hacha pulimentada. Se han desbastado y adelgazado, tanto el extremo superior como el inferior.


En el anverso  y en el tercio medio de la pieza se realizaron grabados (cazoletas). Algunas han sido rodeadas por un círculo de mayor diámetro. Se organizan por pares. Destacan las cuatro superiores que están separadas del resto por una línea transversal quebrada.

En esta otra pieza aparecen unos abultamientos. Se especula que fuera como un mapa del territorio en los que se representan los dólmenes.



Grabados  y cazoletas

En otras piezas  aparecen fósiles.


La estructura megalítica de Alberite se encuentra al sur de Villamartín, dominando un fondo de valle entre la sierra gaditana y la cuenca fluvial del río Guadalete, cuya ubicación es óptima para que se llevara a cabo fácilmente la explotación de recursos por parte de la comunidad que construyó el dolmen.

Responde al tipo denominado de galería cubierta.

La zona de entrada está señalizada con dos menhires. Aquí, según restos encontrados, se realizaron actos relacionados con los enterramientos de su interior. Están allí como recuerdo y memoria del mencionado depósito.
Sería el único caso documentado hasta el momento, de una estructura simétrica de este porte, que antecede al área de acceso.


Son dos piezas con el mismo trabajo y materia prima que los ortostatos del dolmen. El mejor conservado tiene una altura de 2,20 m. Corresponden con  la tipología de las denominadas "estelas-menhir"


Se detectan dos áreas de habitación: Las Arenosas, más próxima a Alberite I y II, y El Convento, imbricada en la necrópolis con tres monumentos.

Desde el Sur de la necrópolis, el primer menhir sería el de La Lancha, tras él el de Alberite II (el más alto) y finalmente los dos de Alberite I. Formaban una red de hitos que delimitaban un territorio transitado, señalando con imágenes antropomorfas su propiedad, y su funcionalidad.



 Cerro Pajarete y el castillo de Matrera.

Por la antigua Cañada Real a Ronda, nos dirigimos hacia una zona más elevada. Llegamos a la finca "Yeguada Las Rosas".


Bordeada de elevados cerros. Son un auténtico bosque-isla en el entorno de los Llanos.


Me llevé la sorpresa de encontrarnos con una salina. Hasta no hace mucho en producción.


El cauce del arroyo aparece modificado por muros, canales,...


No es de extrañar que la necrópolis de Alberite, como la del Juncal, se encuentren en las cercanías de importantes zonas de extracción de sal, dado el valor que este producto debió de suponer para estos poblamientos.


En esta finca se encuentra uno de los últimos dólmenes rescatados.


Detalle de una gran tinaja aceitera con la firma del autor. Señalan que las traían desde tierras jienneses.


El objetivo era visitar el dolmen de Las Rosas


                                    Atravesamos un trigal

Arenaria hispanica


Curiosa formación (seguro que tiene un nombre) nacimiento de un arroyo











Finalizada la visita, y ya de vuelta a casa, me dirigí con el coche por la carretera CAP-5233, que discurre por la Cañada Real a Ronda y en dirección  a Arcos. Mi intención es fotografiar un hito en el camino: Menhir de La Lancha.


El extremo Sur de la alineación de necrópolis y habitats del río Alberite, está marcado por el menhir de La Lancha.


                                                           Menhir de La Lancha


Se trata de un bloque en bruto hincado verticalmente de forma artificial. Es un bloque de arenisca con cuatro caras bien definidas. Está inserto en un túmulo de en torno a 1,80 m. de diámetro todavía por excavar.


Aunque tiene evidencias de erosión, se observan huellas de abrasión en la cara Este. Éstas se disponen en sentido semicircular, a 1,80 m. del suelo, produciendo una imagen esteliforme de carácter antropomorfo.


Información obtenida en Hitos visibles del megalitismo gaditano