jueves, 15 de marzo de 2012

Drosophyllum lusitanicum

En nuestra ruta por Guadalquitón,  y nada más empezar a caminar, nos encontramos esta curiosa planta. Ya la conocía del Picacho (Alcalá de los Gazules), de Jimena y de Pelayo (Algeciras).
Se trata  de la drosofila. Es una planta carnívora que crece en suelos muy pobres y ácidos. Consiguen el nitrógeno y el fósforo de los insectos que atrapan. Suelen aparecer en sitios arrasados por incendios.
Tienen la capacidad de autofecundarse y  de aguantar, sus semillas,  durante 10 años antes de germinar, cuando  encuentran las condiciones  adecuadas.
Aparece en alcornocales, zonas de degradación sobre suelos ácidos y pobres.
Florece entre abril y julio (Noviembre)
SO Península NO Marruecos. En el litoral de Cádiz, Málaga (Sierra Bermeja), Cáceres, Ciudad Real
Está incluida en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía.
Categoria Vulnerable
Tienen pelos glandulares que secretan líquido digestivo adhesivo y para la captura y digestión de los insectos,


1 comentario:

  1. Qué locura de figuras
    de plantas que me sincera el alma,
    porque el corazón no es mío es,
    de mi tierra que brava,
    sigue surtiendo el paisaje de
    notas misicaladas,
    como gotas de rocío
    que manan de propias lagrimas
    entre el verde de sus hojas y
    la tierra brava, brava,
    con sus gentes señoreando
    por los valles y vaguadas.

    Gracias por las fotos maravillosas que nos mandas.
    antonio

    ResponderEliminar