jueves, 10 de abril de 2014

EL PRADO (CONIL)



En esta ocasión he recorrido el denominado Prado de Conil. Está situado entre dos ríos. Hay marismas, lagunas estacionales, dunas, antiguos pozos, restos de salinas, flora, fauna,.. Y el peligro de que las garras de los especuladores urbanísticos acaben con todo este entorno natural.

                                      Conil de la Frontera, Cádiz 



 Desembocadura del Río Salado


 Cormoranes


"La situación próxima al Estrecho de Gibraltar, con clima mediterráneo pero con la humedad y salinidad que propicia el Atlántico, el carácter de litoral arenoso y llano, la presencia de dos ríos, el Salado y Conilete con sus respectivas marismas, el contacto con un prado sin solución de continuidad y la presencia de zonas encharcables por lluvias o mareas (maltratadas por acumulación de escombros), proporcionan a la zona de Castilnovo unos factores ambientales abióticos muy especiales, que se corresponden con una fauna y flora igualmente especiales"
LA LAJA


Cortijo del Prado, a orillas del Salado


En el Prado están ubicadas también unas salinas de siglo XVI (Salinas del Torno), que abastecían parcialmente a La Chanca(antigua factoría de salazones y almacén de barcos del siglo XVI).



Vista, de la zona de la antigua salina, desde Los Molinos.



Provisto de mis botas de agua, estuve un buen rato recorriendo el lugar que ocupaban las salinas.





Las salinas eran del Duque (Torno del Duque), pero El Prado fue durante el Antiguo Régimen una Dehesa comunal perteneciente a los Vecinos de Conil: el Prado de Caballos y Potros. En ella existieron y aún existen varios pozos públicos para abrevadero y descansadero del ganado de labor, entre los que destacan el Pozo de las Norietas y el Pozo Nuevo o del Prado.


                                                                         
La vegetación ha cubierto muchas zonas de los canales



 Sus piscinas, de formas rectangulares muy alargadas, consisten en tajos y muretes que impiden el paso del agua de unas a otras, llenándose desde el río con pleamar. No tienen edificaciones asociadas y están dentro del dominio público (DPMT).  





El color  de la sal ha sido sustituido por una pradera inmensa  de margaritas que compiten con la blancura de Conil.









Me encontré este bonito ranúnculo de pétalos rojos Adonis annua







  En la desembocadura y ribera izquierda del Río Salado, en el montículo donde está edificado el Cortijo del Prado hay un yacimiento romano del siglo I, con continuidad en los siglos IV y V, donde se han localizado numerosos restos de cerámica, ánforas, ladrillos y tejas, así como muchos fragmentos de vértebras fosilizadas de atunes y túnidos, que confirman la presencia de una fábrica de salazón antigua con su propio taller de ánforas asociado. 




Cortijo del Prado

Debe datar de comienzos del siglo XIX y se trata de un pequeño conjunto de sencillas construcciones en torno a un corralón destinadas a almacenamiento de productos agrícolas y resguardo del ganado. Sus características responden a la tipología de la arquitectura tradicional de la comarca jandeña


 La edificación aparece registrada en el Inventario de cortijos, haciendas y lagares realizado por la Dirección General de Arquitectura y Vivienda.  




Junto al cortijo, hay un conjunto de pesebres de piedra circulares, quizás de fines del XVIII o comienzos del XIX, y un interesante pozo. 








Es de destacar el  Pozo del Prado o Pozo Nuevo, próximo al cortijo-vaqueriza, que data de comienzos del siglo XIX. 




Se trata de un pozo de grandes dimensiones, con fábrica de mampostería de piedra, del que arranca un largo pilón.













 Decorado en su tercio superior con pintura a la almagra componiendo rombos.




                                                         Mampostería de piedra




 En sus alrededores me encontré a este Ibis eremita  que se dejó fotografiar sin ningún problema.



La tipología de este y otros pozos de El Prado es variada. Por lo general, son de respetable diámetro y están asociados siempre a pilones para abrevadero del ganado.
Sería conveniente proteger algunos de estos viejos pozos, de gran belleza. También se conserva el Pozo de las Norietas .

No muy lejos de  la Torre de Castilnovo, en medio de un trigal, fotografié este otro pozo.







 Después del pozo y las salinas, me dirigí hacia la zona  de marismas ( más de un pinchazo me costó meterme entre los juncos, intentando fotografiar a un solitario flamenco).

                                           
 Un tren de dunas separa la playa de  estas marismas.






Bandada de espátulas



Este camino nos dirige hasta la Torre de Castilnovo.
Guzmán El Bueno, para prevenir los ataques de los musulmanes, fortificó la costa y la almadraba construyendo un castillo (torre de Guzmán), las murallas y las torres vigías de Torre Roche, Torre Blanca, Torre Atalaya y Torre Castilnovo, de las que hoy día sólo se conservan las de Roche y Castilnovo.


Esta torre, que ha permanecido a mi vista durante todo el recorrido, ha sido testigo de batallas, actos de piratería e incluso de un tsunami. Actualmente su entorno, El Prado,  sufre el peligro de los especuladores urbanísticos.

                                 
El terremoto de Lisboa de 1755, de 8.5-9 de magnitud en la escala de Ritcher, desencadenó en un gran Maremoto que arrastró un antiguo poblado de pescadores llamado Conilete , localizado junto a la Torre de Castinovo, causando víctimas mortales y pérdidas materiales.






 También podemos encontrar varios búnkeres de la guerra civil. 





La playa de CaStilnovo nos queda como uno de los mejores exponentes de playas que conservan aún  comunidades vegetales originales.


                                                   Triglochin





Barrilla pinchosa (Salsola kali) , oruga de mar (Cakile marítima), grama de mar, Linaria pedunculata, Ononis variegata ,barrón, cardo marítimo, tártago de mar, tarajes, juncos, el helecho Equisetum ramosissimum,...



En los pastizales próximos, destaca la presencia de la compuesta Hypochoeris salzmanniana . Esta margarita es endémica del litoral gaditano y de la costa noroeste de Marruecos  Ha sido catalogada como “en peligro crítico” en la reciente Lista Roja de la Flora Silvestre Amenazada de Andalucía.

Spergularia





                                                                 Desembocadura del Río Conilete
Pasada la torre, llegamos a las cercanías del otro río. Sé con seguridad que se me han quedado otras muchas cosas que contar. La jornada no dio para más ( que no fue poco). Mi intención es poner un pequeño grano en la lucha contra los que intentan acabar con este entorno natural con sus garras de ladrillos y especulación. ¡ DEJEN TRANQUILO ESTE ENTORNO, COÑO (con perdón) !
                                                     
       EL PRADO-CASTILNOVO (clique)   (Aquí encontrarán una extensa información sobre la zona y los peligros que le acechan)

                  LA LAJA   (-AMIGOS DEL PATRIMONIO NATURAL Y CULTURAL DE CONIL)

Dedico esta entrada a mi amigo FEDERICO (q.e.p.d). Hubiéramos disfrutado mucho recorriendo juntos estos parajes tan queridos por él


1 comentario:

  1. Un paseo muy productivo Paco. El paraíso está al lado de casa!!

    ResponderEliminar