viernes, 27 de noviembre de 2015

Molino de Goyena

Hoy, nuestro paseo, nos ha llevado a las marismas que ocupan el antiguo estuario del Guadalete. El objetivo era visitar las ruinas de un antiguo molino de mareas: El Molino de Goyena.
Se encuentra situado sobre el conocido como Caño del Molino ( Caño de la Marina).


Se llega muy fácil. partiendo desde Las Canteras de Puerto Real y dirigiéndose hacia un viejo campo de fútbol (Ortega Pejito). Otra opción es partir desde la rotonda situada en el  inicio de la carretera que se dirige hacia El Portal.








El día se presentaba espléndido, incluso con calor. 

Pronto, la silueta del molino, aparece en la lejanía. El fondo lo ocupan los edificios de Valdelagrana,





Muros de los embalses


Construido con piedra ostionera.


Se conserva la parte inferior del molino, es decir, la parte hidráulica.


 Arco ( parte posterior) del canal de entrada de agua.

      Los molinos se levantan perpendicularmente al caño, cegándolo completamente y dando paso al agua por medio de arcos y canales situados en los bajos y provistos de sus correspondientes
compuertas basculantes.


La energía estaba asegurada con la bajada y subida de las mareas.


 Cara oeste del molino.

Llaman la atención los tajamares. Su función  es la de cortar el agua de la corriente y repartirla con igualdad por ambos lados. Las pilas ofrecen así menor resistencia a la fuerza de arrastre generada por el agua.


Tajamares y saetillos


Saetillos (estrechas canalizaciones por donde el agua circulaba a gran velocidad )



Huecos de las ventanas. Caño del Molino. Edificios de Valdelagrana


La cimentación , al ser terrenos muy fangosos solía realizarse por medio de pilotes de madera que llegaban hasta el suelo firme.

En cuanto a la construcción hay que diferenciar dos partes principales: los bajos del molino, es decir la parte hidráulica, generalmente construidos con piezas de cantería de piedra ostionera y el edificio cuya construcción era mucho más variada.


Quedan restos de muros de estancias adosadas al molino, Cara este.



 El caño con marea llena


 Con marea baja, afloran otros restos

                                          Mandrágora

Gradas, construidas con enormes sillares, del que sería, posiblemente, un pequeño muelle .


Esta llanura es un perfecto otero


 Sierra de Grazalema


 Sierra San Cristóbal





/Ya de vuelta, nos llevamos un buen rato de charla con este amable recolector de cangrejo verde o coñeta (Carcinus maenas)


Sin valor gastronómico, se utilizan como cebo para pescar.


En un rato cogió gran cantidad de ejemplares.


Bajada y subida de marea






En los años cincuenta del siglo pasado, el Instituto Nacional de Colonización puso en marcha un proceso de desecación y transformación de este entorno de marismas .En poco tiempo se convirtieron en un secarral inútil.

Restos de las canalizaciones que pretendían utilizar para el riego.





Ya cerca del cementerio,  aparecen unos enormes ejemplares de tarajes.



Un redil de ovejas situado en una pequeña elevación del terreno.
 

 Pinos, chumberas y tarajes



 A espaldas de la fábrica de abono. encontré dos pedregosas y artificiales lagunas,,,
 

 Con submarinos incluidos,


La amenaza actual en este entorno es la creación de un polígono industrial que afecta a suelos protegidos en el entorno del Parque Natural de la Bahía de Cádiz.

Esto es algo habitual en nuestros campos.


Más información


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada