miércoles, 6 de julio de 2016

Chrozophora tinctoria


Tornasol


 Las diminutas flores pueden ser masculinas y femeninas. Tienen cinco pétalos amarillos soldados por la base, más puntiagudos, grandes y aparentes en las flores masculinas.


 Si la savia lechosa de la Chrozophora entra en contacto con la piel, se produce una reacción cáustica. Ocasiona una severa quemadura.

Ha sido utilizada desde la antigüedad para teñir tejidos. Es usada en los laboratorios como indicador ácido-base.

 

Los tricomas o pelos estrellados, que recubren las hojas y los tallos de la Chrozophora tinctoria, dan a  la planta su típico aspecto ceniciento.


                                            Tiene la capacidad de orientar sus hojas hacia el sol.



                                                                Laguna de la Paja, Chiclana, Cádiz


El fruto


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada