lunes, 28 de diciembre de 2015

Cyrtophora citricola.




En mis paseos por un pinar cercano a Puerto Real, había observado  unas chumberas cubiertas por telarañas. Me interesé por el tema.


 Así que, hace unos días, planté el trípode delante de las espinosas tunas y me puse manos a la obra.


Araña orbitela de la chumbera


Es la única especie representante del género tropical Cyrtophora  que está citada en la Península Ibérica.


Buscando información, encuentro que esta araña construye una tela muy característica con fibras no adhesivas. Su apariencia anárquica no es tal.

La araña se sitúa, en posición invertida, en una malla  circular (con bordes levantados) y en posición horizontal, cuya trama es muy pequeña y regular (formando cuadritos).
Este es el lugar donde espera a sus presas y sitúa la ooteca.

Rodeando a esta fina malla, aparece una densa e irregular red de hilos. Los insectos chocan y caen a la malla circular.

La enorme estructura es soportada por otra serie de fibras periféricas.

Suelen formar colonias como en este caso.
Descubrí varios ejemplares. Dediqué mi atención a uno de bastante tamaño que permanecía aferrado a su ooteca, en medio del entramado de apariencia anárquica.


Esta especie presenta dimorfismo sexual. La hembras son más grandes, casi cuatro veces, que los machos.



 Este otro ejemplar era mucho más pequeño.Podría ser un macho.


Adoptan esta curiosa posición para pasar desapercibidos, supongo, a los depredadores


Opuntia dillenii

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada