viernes, 1 de enero de 2016

Argiope trifasciata


Su hábitat son zonas húmedas o con presencia de agua: acequias, bordes de arroyos, acequias, lagunas incluso en áreas cercanas al mar en cuyos bordes se instalen juncos, pues estas plantas permiten el tejido de grandes telarañas.


  Este es un arácnido fácil de distinguir por el gran tamaño de las hembras que es de unos 14-22 mm, los machos tienen una longitud de 4-8 mm.



El macho de esta especie es mucho más pequeño que la hembra. Con frecuencia se lo puede ver cerca de la red de la hembra, esperando que complete su muda final, cuando ella alcanza la madurez sexual. En ese momento, sus quelíceros permanecen blandos por un corto espacio de tiempo que el macho aprovecha para fecundarla sin peligro de ser devorado.
 

  La parte superior del abdomen presenta una serie de bandas amarillas, negras y plateadas.




 Los huevos son recubiertos con seda y se depositan camuflados entre la vegetación. La eclosión de numerosos juveniles se produce en primavera.


Esta araña es un gran depredador de muchos y variados invertebrados, en especial de insectos. Para su alimentación construyen, durante el amanecer o atardecer, una gran telaraña  (60 cm de diámetro) en espiral y de forma orbicular. La sitúan a poca altura del suelo, aunque no es raro que lo hagan más alto.



 La  telaraña posee una zona de grueso tejido en zig-zag, llamada stabilimentum, cuya utilidad aún está siendo discutida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada